Críticas


EXPOSICIÓN MADRID SEPTIEMBRE 2008

“Otras luces”

Texto catálogo: Juan Manuel Bonet

“Palabras para una Kely sin palabras”

Curiosamente la obra de la asturiana Kely Méndez Riestra, que firma “Kely” a secas, la ha conocido uno vía París y una galerista francesa amiga, Thessa Herold, nacida en España y que a lo largo de los últimos años ha hecho una labor fantástica en pro de la difusión de nuestro arte en el país vecino. El histórico Pierre Daix, memoria viva de la cultura del siglo XX, fue el prologuista del catálogo de la primera individual de Kely allá, celebrada en 2000. Alexandre Grenier hizo otro tanto para el de la segunda individual en esa sala “Mano de Seda” –en francés se optó por titularla L’enjeu de la transparence- que tuvo lugar en 2003. Uno leyó en su día esos textos y también otros que sobre la labor de la pintora han ido escribiendo el novelista José María Guelbenzu –que ha citado a su propósito el maravilloso poema del metro de Paris escrito por Ezra Pound en tiempos del “imagisme”, Fernando Castro Flórez, o los asturianos Javier Barón, Juan Cueto, Angel Antonio Rodríguez y Rubén Suárez el último de los cuales contempla la suya como “pintura libre y vivida”. Seguir leyendo…

EXPOSICIÓN GALERÍA VÉRTICE JUNIO 2000

Texto catálogo: Rubén Suárez

Reinventando la pintura en cada cuadro

La pintora.

En el panorama artístico asturiano es hoy Kely Méndez Riestra la pintora con mayor proyección internacional, tanto por el hecho de que su trabajo ha despertado el interés de varios destacados galeristas extranjeros como por la propia dinámica de su obra, en sus planteamientos y en el uso de los elementos plásticos con los que la construye, plenamente homologable con los principios que han inspirado la nueva abstracción, redefinida, contaminada, apropiacionista, pero sobre todo sin imperativos determinantes de tendencia, reivindicando su derecho a manifestar con entera libertad.

EXPOSICIÓN GALERÍA VÉRTICE ENERO 2000

“Tan poco y tan sublime”

Texto catálogo: Fernando Castro Florez

“Aproximación a la obra de Kely”

“Pienso en la hierba de antes de la humanidad, de antes del lenguaje. En un espacio de hierba donde durmió un animal, y que conserva por un instante, al margen de toda conciencia, la forma.

Es entonces, en el amanecer del espíritu, en una mirada sobre la hierba aún aplastada, forma vaga aunque reveladora, presencia en la ausencia misma, cuando se forma la primera idea de lo que poco a poco se sustituye al mundo, el signo”. (Yves Bonnefoy: “Como ir lejos entre las piedras” en Apuntes sobre el dibujo.
Seguir leyendo…

EXPOSICION GALERIA TESSHA HEROLD PARIS 2000

Texto catálogo: Pierre Daix

“Kely y la reinvención de la pintura”

…Y lo que más me impresiona en la obra de Kely es que la emprende en serio con una decisión, un inventiva e incluso un sentido de la provocación que merecen examen.

Creo que los logros de Kely residen en el hecho de que esta artista sabe ofrecernos simultáneamente un espacio, un tiempo de penetración de su pintura y de sus sorpresas. Es decir, en otros términos, que hace frente deliberadamente a las presiones de su época para oponerles, gracias a efectos mínimos o desconcertantes e inesperados, en un espacio en el que la mirada se libera, penetra en un universo distinto y ajeno a los ritmos desenfrenados y a las tensiones externas. Cada una de sus obras tiende a hacernos franquear la zanja, el gap –para decirlo utilizando uno de sus títulos- entre el espacio cotidiano forzado y ese universo humano tan distinto al que sólo la pintura puede darnos acceso. Hace un siglo, cuando nacía el cinematógrafo, un pintor francés llamado Rochegrosse imaginó lienzos gigantescos preñados de violencia, de sangre y de estupro, extrañamente anunciadores de los peores desencadenamientos hollywoodienses en la gran pantalla. Hoy ya no los vemos.
Seguir leyendo…